martes, 14 de agosto de 2007

David Bravo, ese clarividente.

David, abogado sevillano. Tiene como asunto de sus pensamientos y esfuerzos, la defensa de los equilibrios entre industria, autores y consumidores (ciudadanos en suma) en asuntos de copyleft/copyright. Usa como método de concienciación del problema el humor, y más que esto la fina ironía del sur para descubrir las contradicciones entre leyes y la pura realidad. Una de las más aplaudidas es la carta que escribe a un alto cargo de una productora de contenidos mostrando su preocupación sobre el tema, haciéndose pasar por un convencido de la defensa de las leyes de copyright, y sugiriendo medidas a tomar para la "erradicación" del "pirateo". Entre una de ellas se encuentra la de querellarse o algo a sí contra los que te "destripan" una película, te cuentan el final, en la cola del cine. En el primer momento te descojonas pero por lo visto ya le han hecho caso en los EEUU. Que retrasaditos van. Esta broma la hace David desde hace dos años.


Leyendo ADN.es me encuentro: "Lo que les habrá extrañado más últimamente es encontrarse con la prohibición de contar o "diseminar opiniones" sobre lo que han visto, sin el permiso previo y por escrito de los propietarios del copyright...."


Pues lo dicho "David Bravo, ese clarividente". Por cierto, esto se puede leer en su libro: "Copia este libro" disponible tanto en formato electrónico "free" como comprándolo.